Todo lo que tenés que saber sobre el Golden

Historia del Golden

Para conocer el origen del Golden retriever debes saber que a mediados del siglo XIX la clase alta inglesa cultivaba un estilo de vida en el que se mezclaban el trabajo y los negocios en la ciudad con el disfrute y el ocio en el campo.

Como arquetipo de este estilo de vida surgió la figura del country gentleman, o hacendado rural, que hizo de la caza uno de sus pasatiempos favoritos.

Esta diversión se popularizó entre las clases acomodadas, quienes buscaron perros adecuados para que las ayudaran en esta tarea. Es bien conocida la pasión que los ingleses sienten por los animales; de hecho, son los pioneros en la cría selectiva y organizada de especies tan variadas como vacas, ovejas, caballos, ocas, conejos y, por supuesto, perros.

Este conocimiento del perro y de sus aptitudes como auxiliar del hombre los llevó a seleccionarlo en función de muy variadas necesidades específicas. En la caza, en un primer momento, se seleccionaron perros de rastro y jauría para la caza mayor a caballo.

Más tarde, con el uso de armas de fuego ligeras, se popularizaron modalidades a pie en las que se buscaban, fundamentalmente por su dificultad y diversión, diferentes aves, tales como perdices, tórtolas, palomas, faisanes, urogallos y distintas aves acuáticas.

Y para esta modalidad se desarrollaron razas capaces de olfatear, marcar y levantar la caza, entre ellas los perros de muestra (pointers o setters) y los distintos tipos de spaniels. Finalmente, cuando la caza se convirtió en un acontecimiento social y casi deportivo, el cazador buscó tener distintos perros especializados en diferentes trabajos.

Entonces se empezaron a criar ejemplares cuya principal función era recoger las piezas abatidas durante las tiradas de caza para de ese modo no hacer perder tiempo ni energía a los perros de muestra y a los spaniels en sus labores.

Estos canes son los ancestros de los actuales retrievers (o cobradores) y muchos de ellos forman las líneas originarias de las seis razas que actualmente componen dicha familia.

Las primeras referencias documentadas de los golden retrievers aparecen en El libro de cría, de lord Tweedmouth, conservado en el Kennel Club de Londres. Sir Dudley Coutts Marjoriebanks, el primer lord Tweedmouth, era miembro de una antigua y noble familia escocesa con residencia habitual en Londres. Gran amante del campo, en 1854 adquirió la finca de Guisachan, en las Highlands escocesas, y allí construyó una casa con equipamientos muy adelantados para la época, así como una de las perreras más modernas de Gran Bretaña para procurar las mayores comodidades a sus perros.

Las dependencias destinadas a los cachorros contaban con un sistema de suministro continuo de agua y calefacción. Allí se dedicó a la cría de perros y anotó todos los detalles acerca de cada ejemplar, cada cruce y cada camada.

De todas las anotaciones que conforman El libro de cría son precisamente las registradas en el año 1855 las que hacen referencia por primera vez a dos ejemplares de golden retriever.

Hasta 1908 no se produjo la primera aparición de esta raza en un exposición, en la clase de “otros retrievers”, y, dado que todavía no era una raza oficialmente reconocida, se la trató como ejemplares de flat coated retriever de un indeseable color hígado claro.

Durante las décadas de 1920 a 1940 la raza fue ganando adeptos, sobre todo en el terreno de la caza, aunque sus apariciones en los rings de belleza fueron cada vez más frecuentes.

En este tiempo se mantuvo una crianza homogénea de perros capaces de cazar y que, a la vez, fueran morfológicamente representativos, y no fue hasta después de la Segunda Guerra Mundial cuando se observó la tendencia clara de separar los perros de trabajo de los de belleza.

Como sucedió con muchas otras razas, la gran contienda bélica estuvo a punto de terminar con el golden, ya que, dada su docilidad y entrega, muchos ejemplares fueron utilizados con éxito por el ejército británico en diferentes labores de campaña, en concreto como mensajeros y auxiliando a los cuerpos médicos en la busca y rescate de heridos y muertos.

Finalizada la guerra, la raza se encontraba diezmada en número, pero su popularidad ha crecido de manera tan intensa que actualmente ha pasado a ocupar uno de los primeros lugares en las preferencias de los aficionados británicos.

A diferencia de lo que sucede con el labrador retriever, que se ha mantenido siempre como la primera opción de los cazadores, el golden ha conquistado el corazón de nuevos criadores que buscan tan solo explorar sus características inigualables como perro de compañía.

Desde mediados del siglo XX la fama y el prestigio de esta raza no han cesado de extenderse por todo el mundo. Además, se ha ganado a pulso un lugar privilegiado entre las razas de utilidad, ya que, junto con el labrador, es el perro más utilizado como lazarillo, gracias a su carácter tranquilo, su adaptabilidad y la absoluta devoción que siente por su amo.

También destaca en otras labores como el rescate de personas en catástrofes o la detección de explosivos y narcóticos, en las que debe combinar su talento olfateador con su prodigiosa memoria.

Como curiosidad, decir que esta raza que fue reconocida internacionalmente en el siglo XX, cuenta con varias leyendas que le otorgan un origen mucho anterior. La más extendida defiende que ya en 1855 lord Tweedmouth crió una pareja de perros retrievers de manto claro y se quedó con los cachorros dorados (“Golden”), a partir de los cuales se fue perfeccionando la raza.

El apelativo “Golden” no solo hace referencia al pelaje dorado de esta raza, de hecho también hay ejemplares de color crema, sino a sus grandes cualidades, por lo que se lo considera un perro que vale su peso en oro.

Gracias a sus características y su extraordinario carácter, la raza de perro golden retriever o cobrador dorado es la mascota más popular del mundo. Su comportamiento sociable, simpático, inteligente y activo, hace de él un compañero ideal de familiasniñosancianos.

De su comportamiento destaca su capacidad para comunicarse con gestos, sonidos y actitudes corporales, siempre encaminadas a captar la atención de su familia, puede llegar a ser incluso cómica.

Gracias a su temperamento es también extraordinariamente fácil de entrenar, pues responde muy bien al trabajo con estímulo positivo. Es una mascota que bien educada es tremendamente afable y obediente.

Sensible y fiel a su amo, no entiende un trato duro o injusto, y dicha actitud puede llegar a provocarle rasgos de timidez e incluso de miedo, por lo que no se logra sacar nada bueno si se lo amedranta.

  • Energía: nivel medio/alto. Necesita hacer cosas para sentirse útil, salir a dar largos paseos a diario y correr al aire libre de vez en cuando.
  • Temperamento: inteligente, con una habilidad innata para el trabajo, se muestra cariñoso, bondadoso, entregado y leal. Es muy dócil, amigable y confiado. Resulta bondadoso y confiado.
  • Adaptabilidad: alta. Se amolda a cualquier tipo de residencia, ya sea en el campo o en la ciudad, mientras tenga contacto continuo con su familia.
  • Sociabilidad: alta. Devoto a su familia, se lleva muy bien con niños y ancianos. No recela de los desconocidos.
  • Salud: buena. Se da algún caso de displasia de cadera o problemas oculares.
  • Longevidad: media. Vive entre 10 y 12 años. Puedes ver nuestro artículo cuánto vive un perro.
  • Utilidad: versátil. Tradicionalmente perro de caza, hoy se dedica más a compañía y utilidad, perro de terapia, lazarillo, detección de personas o sustancias. También sirve para obediencia y agility.
  • Movimiento: es poderoso, con mucho empuje, de paso largo y libre, sin tendencia a levantar las patas anteriores. Las extremidades se desplazan en planos paralelos al eje del cuerpo.

Características del Golden retriever

El primer estándar de esta raza fue redactado en 1913, pero como las razas evolucionan y cambian con el tiempo, ha habido que hacer modificaciones hasta llegar al patrón actual.

En este sentido, el golden retriever moderno tiene más hueso y sustancia que sus antepasados, y es un perro simétrico y equilibrado, fuerte, alerta, seguro y complaciente.

Vamos a ver con detalle sus características físicas y el estándar de la raza:

Características físicas

En la estructura corporal del Golden retriever destaca que es un can con una figura de que denota armonía, ya que todas sus partes guardan una buena proporción entre sí.

La osamenta, fuerte y robusta, está recubierta por una buena musculatura. Anatomía bien equilibrada, tiene el lomo corto, fuerte y musculoso. La línea superior de su espalda es horizontal y su pecho tiene las costillas profundas y bien arqueadas.

Al tratarse de una raza de perro joven, creada relativamente hace pocos años, lo que se ha buscado en ella es, sobre todo, que sea un animal equilibrado, y eso viene dado precisamente por su estructura corporal.

Al ser un perro destinado a largas jornadas de trabajo, su estructura persigue la mayor funcionalidad y la mayor economía de esfuerzo. Su principal función es recoger las piezas abatidas y llevarlas hasta el cazador, por lo que, para hacerlo con el menor esfuerzo.

Posee un buen cuellofuerte y largo, que se inserta en los hombros de tal manera que le permite agachar la cabeza sin que se toquen los omoplatos y, por supuesto, sin tener que inclinar los brazos, lo que aumentaría el esfuerzo.

Además, las angulaciones delanteras son buenas para que pueda cubrir terreno suficiente al desplazarse y mantener un ritmo uniforme.

Cuando el can se desplaza con la pieza cobrada, la economía de esfuerzo hace que el sobrepeso se reparta por todo el cuerpo, para no provocar lesiones o un cansancio prematuro, por lo que las angulaciones traseras son buenas pero no exageradas, y los miembros traseros son fuertes.

Esto permite que el perro disponga del suficiente empuje en todo momento y hace que, junto con una buena espalda a nivel, soporte mejor el trabajo en los momentos más duros.

Su estructura corporal rectangular también viene dada por su capacidad de resistencia al trabajo contribuye, entre otras cosas, a que se desenvuelva mejor en el agua, ya que así le resulta más fácil mantener una postura hidrodinámica.

Como perro de trabajo que es, aunque no se lo utilice para sus fines originales, se lo debe mantener siempre en una buena condición física

Estándar de la raza

  • Apariencia general: de estructura armoniosa y proporcionada, es activo, poderoso y con movimientos reunidos. Está bien constituido y su expresión es bondadosa.
  • Tamaño y talla: grande.
  • Altura a la cruz: entre 56 y 61 cm los machos y entre 51-56 cm las hembras.
  • Peso: entre 26 y 32 kg los machos y entre 25 y 27 kg las hembras.
  • Cuerpo: se trata de un perro de estructura corporal claramente rectangular, dado que su longitud supera la altura a la cruz.
  • Cabeza: proporcionada y bien moldeada, es fuerte sin resultar pesada. El cráneo es amplio, sin ser tosco, y está bien inserto en el cuello.
  • Hocico: poderoso, es ancho y profundo, con una longitud similar a la que hay entre el stop y el hueso occipital.
  • Trufa: suele ser de color negro aunque no es extraño que se decolore.
  • Ojos: de tamaño mediano, están bien separados uno del otro y son de color marrón oscuro, con el borde de los párpados también pigmentado de oscuro.
  • Orejas: de tamaño mediano, están implantadas aproximadamente a la altura de la línea de los ojos, penden sobre las mejillas y están bien cubiertas de pelo.
  • Depresión naso-frontal (stop): está bien definida.
  • Mandíbulas: son fuertes y con una mordida en tijera perfecta, regular y completa.
  • Cuello: es musculoso, sin papada y bastante largo.
  • Miembros anteriores: erectos, están dotados de una buena osamenta. Los hombros son oblicuos y tienen los omoplatos largos. Sus antebrazos y brazos son largos y quedan bien colocados debajo del cuerpo.
  • Miembros posteriores: son fuertes y musculosos. Las patas son largas y sus rodillas, la articulación entre el fémur, la rótula y la tibia está muy bien angulada. Los corvejones están situados bastante bajos y son paralelos entre sí.
  • Pies: los pies del golden retriever son redondos, los llamados pies “de gato”, y sostienen unas patas fuertes, musculosas y dotadas de buena osamenta.
  • Cola: implantada y llevada al nivel del dorso, llega hasta el corvejón; tiene forma de sable. Este can no la suele llevar enroscada. Está bien cubierta de pelo largo que forma flecos.
  • Color: el manto del golden retriever se puede presentar en cualquier tonalidad dorada o crema, sin llegar al rojo o al caoba. Algunos ejemplares presentan pelos blancos en el antepecho.
  • Pelo: el pelaje es de doble capa, la interna es densa, tupida y muy impermeable, y el manto externo es liso u ondulado, semilargo, con buenos flecos en las patas, la cola y el pecho, y de cualquier color oro o crema.

Cachorros de Golden Retriever

Si estás leyendo esta reseña informativa sobre esta raza de perro, tal vez sea porque estás pensando en  comprar un cachorro de golden retriever.

Si es este el caso, pensamos que antes debes conocer y tener en cuenta una serie de aspectos para que puedas saber si este es el animal de compañía adecuado para ti, para tu familia y viceversa. Por ejemplo:

La educación del golden debe ser iniciada ya en las primeras semanas de vida del cachorro. En esta época, conocida como imprinting, todas las pautas y los hábitos de comportamiento adquiridos por el perro se le quedan “impresas” de manera duradera y difícilmente las olvidará jamas.

Debes ser consciente que es un animal que necesita dar paseos y hacer ejercicio,  y sobretodo jugar mucho cuando son cachorros. Debes tener la seguridad de poder ofrecer a tu futura mascota todo esto para evitar comportamientos no deseados.

Un perro que viva en una ciudad y no pueda acceder fácilmente al aire libe o a espacios abiertos, agradecerá que su amo lo apunte en actividades deportivas como la obediencia o el agility, en las que destaca sobremanera.

Desde los primeros días, bajo la autorización del veterinario, se le debe acostumbrar a vivir situaciones en las que tenga contacto con otras personas, otros perros o animales y se acostumbre a ruidos de la calle. De esta forma no será un perro adulto miedoso ni introvertido.

Criador

Si te decantas por comprar un cachorro de golden retriever, lo adecuado es que lo hagas en un criador de golden retriever especializado en esta raza y que ofrezca todas las garantías sanitarias y legales.

Educación y adiestramiento

Respecto a la educación del Golden retriever, decir que es una raza fácil y adaptable, puede ser perfecta para los amos más novatos, pero se deben saber encauzar de forma responsable todos sus talentos, sin abusar del animal, ya que el golden cede siempre la posición de superioridad a los humanos que lo rodean.

Por otro lado, el adiestramiento del Golden retriever es fácil, basta con empezar desde el primer día, aprovechando las rutinas más normales (higiene, paseo, comidas, sueño) para ir introduciendo ejercicios de obediencia rudimentarios que después hacen muy sencillo abordar compromisos mayores.

Aparte de eso, son excepcionales los casos en que se desarrollan actitudes rebeldes o comportamientos poco sociables. Éstos son debidos a que, a pesar de su carácter dulce y servicial, puede ser un tanto testarudo y si se lo deja salirse siempre con la suya llega a pensar que quien toma las decisiones en la casa es él.

Esta raza se adapta muy bien a la vida moderna y puede vivir perfectamente en un apartamento, un adosado o una casa de campo. Se trata, eso sí, de una raza deportiva, de caza, lo que implica que tiene unas necesidades de ejercicio altas que deben ser satisfechas a diario.

Los largos paseos son la base de su trabajo pero también es bueno darle la posibilidad, de vez en cuando, de correr a sus anchas por espacios abiertos y seguros: montaña, campo, zona acotada de algunos parques, e incluso la playa o el río, donde también disfruta mucho.

Y si se desea ejercitar su musculatura y forma física a un nivel más alto, se lo puede adiestrar para participar en competiciones de agility o incluso de obediencia, en las que destaca gracias a su inteligencia y sus ganas de agradar siempre a su amo.

De hecho, a un golden retriever se lo puede dedicar a casi cualquier cosa, pues su talento para el trabajo es excelente: puede cazar, rastrear, cobrar, correr, saltar y nadar, así que es fácil hallar una actividad que satisfaga sus necesidades físicas y, de paso, que equilibre su temperamento, convirtiéndolo en un animal extraordinario.

¿Cómo se relaciona con los niños?

El Golden Retriever es el perro por excelencia para los niños. Gracias a su carácter cariñoso y protector es el compañero ideal para los más pequeños de la casa.

Le encarta pasar el máximo de tiempo con los niños, disfrutando de su compañía y compartiendo juegos y “aventuras”. Y siempre les proporcionará protección en caso de una situación extraña.

Si bien es conveniente educar a los pequeños que en ocasiones deben respetar el espacio del animal y que deben respetarlo en todo momento, como ser vivo que es.

Ideal para niños y personas mayores, es dulce y delicado, y los trata siempre con un mimo exquisito.

¿Puede vivir en un piso o apartamento en la ciudad?

Es un can que se adapta a todo tipo de vivienda y población. Siempre que tenga a posibilidad diaria de pasear, corretear y jugar en el exterior, no tiene inconveniente en vivir en un apartamento, piso o casa (con o sin jardín).

Del mismo modo puede vivir en una casa de campo o en la gran ciudad. Pero recuerda que es un perro muy sociable, por lo que agradecerá que cada día pueda ver o estar con más personas o perros con los que interactuar.

Es una mascota bien educada y acostumbrada desde pequeña puede tolerar el pasar varias horas al día sola. Aunque naturalmente, no es la situación ideal para el animal.

Todo dueño de un golden debe saber que una de las necesidades más imperiosas de la raza, y que tiene que intentar satisfacer siempre, es que el perro quiere estar en contacto con su familia cuanto más tiempo mejor.

Su naturaleza sociable no solo se manifiesta con las personas, sino que también convive muy bien con otros perros sea la raza que sea. Nunca busca el enfrentamiento ni la pelea.

No suelen ser autoritarios ni muy territoriales. Eso sí, aunque tiene mucha paciencia, sabe defenderse cuando esta se ve superada. Pero siempre en forma de aviso.

Cómo cepillar al Golden retriever

El primer paso en el arreglo del golden es un buen cepillado, que, de manera rutinaria, debe hacerse al menos una vez a la semana, aunque hay que aumentar la frecuencia en el tiempo de muda.

Cómo bañar al Golden retriever

Hay que usar un champú adecuado, que dé brillo y cuerpo pero que no afecte la textura natural del manto. Se extiende bien sobre el pelo mojado y se deja actuar unos minutos antes de aclarar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat